Pallares

Situada en un ámbito agreste de espléndidas condiciones naturales, pleno de vegetación, el núcleo estuvo compuesto tradicionalmente por un reducido caserío, repartiéndose el resto de sus moradores en edificaciones dispersas por los valles del Roldán, Las Navas, Puerto Carrasco y Pamplona, con la dedicación principal de producir un vino cuya calidad era muy celebrada en la antigüedad, a partir de las viñas que cubrían la zona. El enclave en sí mismo resulta distinguido en el pasado en razón de su notable hermosura natural, siendo comparado por algún cronista con el mismo paraíso.

  • DISTANCIA A LA CAPITAL: 131 Km

Historia

logo lengua de señas

Aldea situada a 8 Km. de Montemolín (núcleo) y a 540 m. de altitud. con una población de 504 habitantes

Situada en un ámbito agreste de espléndidas condiciones naturales, pleno de vegetación, el núcleo estuvo compuesto tradicionalmente por un reducido caserío, repartiéndose el resto de sus moradores en edificaciones dispersas por los valles del Roldán, Las Navas, Puerto Carrasco y Pamplona, con la dedicación principal de producir un vino cuya calidad era muy celebrada en la antigüedad, a partir de las viñas que cubrían la zona. El enclave en sí mismo resulta distinguido en el pasado en razón de su notable hermosura natural, siendo comparado por algún cronista con el mismo paraíso.

A partir del siglo XIX el caserío tendió a concentrarse hasta configurar el núcleo compacto que hoy constituye, y del que en la actualidad se proyectan diversos apéndices de crecimiento, alguno de enorme extensión, siguiendo el eje de los caminos a las poblaciones del entorno.

Su construcción más significativa es la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, de reducidas proporciones y acusado sabor popular, que según la tradición se trata de una antigua ermita. Su planta es de tres naves divididas en tres tramos, con cuatro columnas centrales y cubierta de bóveda de arista. Al exterior presenta sencilla fachada encalada en la que tan sólo una espadaña revela su carácter religioso

Iglesia de Santa María Magdalena

PallaresLas primeras noticias que de ella tenemos, nos remontan, según el archivo Histórico de Montemolín, al año 1570.

Actualmente podemos visitar un edificio de pequeñas dimensiones, de reducida altura y con un arraigado sabor popular; obtenido con su aspecto totalmente encalado. Cuenta con planta cuadrangular, tres naves divididas en tres tramos y nueve espacios idénticos. Sobresalen las cuatro columnas centrales y la bóveda de aristas y lunetos que le sirve de cerramiento.

El exterior posee un gran valor plástico, derivado del remate de su cornisa, del antepecho y del atrio con vano escarzano y frontón férreo; emplazado en el lado derecho o de la Epístola.

[pdf-embedder url=»https://tentudia.com/wp-content/uploads/2018/08/Pallares.pdf»]